Thursday, December 11, 2008

La felicidad


En estos dias solo he escuchado comentarios sobre lo mal que esta la economia, el mundo, los negocios en general. Se supone que debería estar asustada. La cuesta de enero siempre es dura, pero según los pronósticos esta va a estar mas empinanda.


Yo tengo la tendencia a ser muy positiva. He pasado por momentos muy dificiles en mi vida. Pero lo veo ahora que ha pasado tiempo de eso. En el momento no lo vivía como una tragedia. Hay dos episodios que me han hecho llorar, solo contaré uno: cuando mi esposo y yo nos fuimos a Barcelona. Nosotros venimos de una zona fronteriza del norte de Mexico, que deja mucho que desear en cuanto a desarrollo en infraestructura. Al llegar alla me sentía como la india maría que no sabe ni como esta el rollo. Nos daba miedo subirnos al metro y perdernos así que fuimos al aeropuerto en un camión especial para ello, nuestros amigos no llegaron asi que decidimos regresar al hostal. Era nuestro segundo dia en Europa si mal no recuerdo, no sabíamos donde ibamos a vivir, y rentamos un cuarto por mientras... De regreso tomamos un autobus nocturno y le preguntamos algo al chofer y nos bajamos. Pues nada, que era otro pueblo el Prat de Llobregat... empezamos a recorrer y pensabamos que al doblar en una esquina veriamos el monumento a Colon o algo familiar, pero no... estabamos realmente perdidos. Estabamos en una zona industrial, no aparecian por ninguna parte los hermosos edificios de la ciudad, ni la Maremagnum, ni nada... Cuando quisimos tomar un camino para avanzar caminando me puse a llorar como una loca, el hombro de mi marido estaba alli, y el debe haber estado tan asustado como yo, pero no decía nada... finalmente en una gasolinera nos prestaron el telefono para llamar a un taxi, y en poco tiempo estabamos en "casa".


El cambio a otro país fue brutal en los primeros días, solo recibiamos gritos, regaños y costumbres extrañas para nosotros. Económicamente tampoco fue miel sobre hojuelas, cuando llegamos allá el tipo de cambio de Euro a Peso era de 8 a 1. En unos meses despues de estar alla cambio a 15 pesos x 1 euro, casi el doble... pero yo no recuerdo haber pasado por ningun drama; el apoyo economico que recibíamos por parte del gobierno (prestamo que aun estamos pagando) alcanzaba para mucho menos; pero no recuerdo nunca haber llorado o sufrido por eso.


A eso me refiero con toda esta paranoia a la que estamos sometidos ahora. No viene por lo menos para mi, nada con lo que no pueda lidiar. Esta navidad habrá solo lo suficiente en mi casa, regalos para los niños por parte de Santa, una cena y estar junto a la familia. Esta navidad es mucho mejor que algunas anteriores, tenemos trabajo, salud y estamos juntos.


El consumismo es algo que nunca se va a acabar, y esta bien!!! gracias a el tenemos trabajo, tenemos que producir y vender, es un tiempo dificil pero ya pasará, como pasa con todo en esta vida...


Voy a seguir en busca de algo, la felicidad son pequeños detalles que nos pasan todos los días, yo no me puedo quejar, ya que en la búsqueda he sido muy feliz.

8 comments:

Anonymous said...

Excelente ale !

Justo lo que platicabamos luisa y yo anoche en al cena , todo esto pasara como han pasado tantas cosas lo importante mantenerse juntos.

saludos a la familia!

Don diego , Luisa & Rukito

lola said...

Hola, vengo del blog de Paco, es interesante tu reflexión sobre la crisis, yo también he pasado por algunos momentos malos, no creo que esto sea peor.
Un saludo,

tresa said...

Hola! yo tambien me pierdo en la ciudad de Barcelona , vivo a 100 km. y cuando llego allí no sé ni coger el autobús.
Entiendo lo que significa viajar a un país extraño , yo sólo he ido de vacaciones (Alemania) y no pasé las dificultades que relatas, me és dificil comprender a las personas que se ahogan en un vaso de agua, leáse cabreados en la cola del super , en una caravana de carretera, el frío , el calor..hay cosas más serias de las que preocuparse.Afortunadamente , tengo trabajo , un hogar , comida , y muchas cosas más .Gracias por compartir con nos. estos momentos tan dificiles, no temas que vayamos a pensar que nos quieres apenar . todos hemos pasado por dificultades ,en la mente de cada cual sabe lo duras que son , o han sido , despues de un tiempo viene otro , aunque en ocasiones tarda demasiado , aquello de que , si se cierra una puerta , se abre una ventana , me ha gustado este post! !Saludos!

Elenilla said...

Como se ha demostrado siempre, las crisis son cíclicas y no se acaba el mundo, la economía siempre se recupera. Puede que sean momentos difíciles para mucha gente, pero como tu dices, hay que darle importancia a esos pequeños detalles que son los que nos dan la felicidad.

Besitos

Nuria said...

Aproximadamente cada 10 años hay crisis. Saldremos Alejandrina aunque no niego que esté asustada.
Un abrazote

Dorn said...

Hace algunos años perdimos el auto, mi casa y todo lo que habíamos logrado, ahora aprendemos lamentablemente a conformarnos con poco, yo no me he resignado, me cuesta mucho saber que lo tuve y lo perdí. Sí vivo constantemente angustiada, me duele no poder darles gustos a mis hijas en Navidad, sus cumpleaños o sacarlas de vacaciones al menos un fin de semana al año.

Pero bueno, hasta que no perdí a las personas importantes en mi vida (mejor amiga, papa y mama), supe que eso era peor.

Chip Ahoy said...

Buena reflexion.

La verdad es que la crisis está ahí, pero hay que tener la entereza suficiente para continuar el camino.

Muchos amigos están perdiendo sus trabajos, pero al menos no han perdido la esperanza de encontrar otra cosa donde sea.

Mi abuela siempre dice que "siempre hay cosas peores", y tiene toda la razon. Ojala todo esto se pase pronto y podamos volver a la tranquilidad de antes.

Un abrazote!

Kyra said...

Felicidad en los detalles... de eso se trata, por que si esperamos a que las grandes cosas se resuelvan para ser feliz, pues, quizas nos quedemos esperando.