Thursday, January 8, 2009

Mi hija resultó mas fuerte que yo


Me encuentro en una vorágine de pensamientos y emociones. El martes fue el primer día de clases de mi primogénita. Creo conocerla bastante, ella es una niña muy independiente, tal vez por la historia que le ha tocado vivir. Es una niña hija de una madre trabajadora, que ha crecido en una familia estable pero no muy convencional. A los 45 días de que nació fue incorporada a una guardería. Allí se encontró rodeada de niños de su edad, posteriormente su hermano, le tomo un cariño entrañable a una de sus maestras al grado de hablar solo de ella, y de permitir que solo ella la peinase. La atención en este tipo de instituciones es muy buena, la comida muy nutritiva y balanceada y el trato es muy democrático, por lo cual ella ha aprendido a socializar, a negociar y a defenderse. Todo lo anterior según parece la ha convertido en una niña muy fuerte, mas de lo que yo pensaba.

Ahora debe asistir al kinder, por que solo hasta los 4 años los aceptan en las guarderías. Su primer día fue totalmente distinto de como lo imaginé. Fuimos mi esposo y yo a llevarla, yo quería enseñarle las instalaciones, tomarle fotos y darle un beso, pero nada de lo anterior pudo darse, por que sin más, se aferró a mis piernas y se puso a llorar. (La verdad yo creo que fue solo por requisito) Todo el día estuve intranquila, pensando en ella, y llame mil veces a preguntar como estaba. Su papá fue por ella y la recogió muy contenta. Cuando llegamos a la casa, entró corriendo a buscar unos aretes de cuando era chiquita, y que solo usó un mes, y me dijo que se los pusiera, por que su maestra dice que todas las niñas traen aretes.

El segundo día fue muy difícil para mi, lloré desde antes de ir a dejarla, ella me preguntó que si que tenía y le dije que me dolían los ojos. Ella se despidió de mí y se quedó tranquilamente. Yo le pedí a Dios que me mandara una señal, a lo mejor, lo que estoy haciendo no está bien, tal vez soy la peor de las madres por dejarla hasta las 5 pm cuando la mayoría de las mamas van a la 1. Lo de las señales es muy engañoso, por que uno se enfoca en lo que le conviene. Ví ese día 3 señales.

1) Después que salí con los ojos inundados y el corazón destrozado del kinder ví a una religiosa que llevaba una niña al mismo kinder que mi hija, es una niña del orfanato que esta bajo la custodia de las monjas. Entonces pensé, esa niña no tuvo una mamá, ni siquiera una tan imperfecta como yo.
2) En el semáforo, había un vendedor quien exhibía un periódico con el siguiente encabezado “Mata a su bebé a golpes” Entonces pensé, hay quienes no deberían tener hijos.
3) Le pregunté a un compañero de mi trabajo: ¿Crees que soy una mala madre? A lo que el me contesto: “No se, no soy tu hijo

Entonces decidí esperar, por lo pronto hoy me siento mejor.

9 comments:

Dr. Mille Miglia said...

La verdad no se que decirte (por que aún no soy padre y no quiero serlo hasta que alla terminado todos mis estudios y este bien establecido, o sea como a los 40 años) pero pienso que es una etapa por la cual vamos a pasar algúna vez, cuando vengas a ver esto ya no te mortificará sí no lo hará la adolescencia, con quien se junta, a que hora regresas? la rebeldia, etc solo ten paciencia y tod estará bien.

malhechecito said...

A mi mis padres nunca pudieron darme nada, ni siquiera lo basico, y aun asi para mi son los mejores, no se porque todos los papas se preguntan lo mismo, no creo que seas mala madre, solo que el mundo esta muy ocupado y se tiene que trabajar.
Un saludo

Alejandrina Cara de Gallina said...

Doc:
Gracias por tus palabras, en la adolescencia de mis hijos trato de no pensar mucho por el momento, a ver como nos va.

Malhechecito:
He reflexionado sobre lo que comentas, tal vez si los padres nos dan todo los valoramos menos. Y si vemos que lo que nos dan es con un gran esfuerzo, o si les falto algo de darnos, no se los reprochamos...
Gracias por tu visita...

Dorn said...

ay preciosa, tú ten paz en tu corazon. En este país desgraciadamente tenemos que partirnos en 5 partes para poder atender casa, marido, hijos, trabajo, estudios, amigas y obligaciones... el hecho de que tengas que dejar a tu hija con otras personas no te hace mala madre. Mientras tu hija esté contenta, bien y sepa el motivo certero del porqué la dejas todo está bien. En el momento que ella te pida que por favor te necesita y lo dejes todo, déjalo. Tu hija será el mejor medidor de amor maternal. Yo sí creo en que si amas a tus hijos ellos te corresponden de igual manera.
Cuando estás mal, tus hijos tambien.

tresa said...

Hola! me has hecho recordar mis quebrantos y los de mi hijo! lo pasamos mal los dos , pero cuando lo he tenido en casa le he resarcido de sus malos ratos , luego se adaptó , y tuvo que aorender a luchar , porque era demasiado bueno .
Todo irá viniendo , temía el momento de llevarle a la esuela y temo cada vez menos cuando se enfrenta a un reto nuevo! porque ya és un hombre en el que confío plenamennte ! No temas por la adoslescencia , con amor incondicional se supera todo , si tus hijos saben que pueden contar contigo pase lo que pase .Los padres siempre fallamos en algo , los mios tambien , pero pienso que todos queremos lo mejor para nuestros hijos , el mío siempre me ha dicho que he sido demasiado tolerante con El , para decir a continuación que ya es demasiado tarde.Tambien yo me sentía mala madre , pero la vida va así.
Y desde luego que son afortunados de tener un hogar y al menos alguien que los quiere , !saludos!

Alejandrina Cara de Gallina said...

Dorn:
Gracias por tus palabras, valoro mucho tu opinion, por que tu eres una madre de tiempo completo y que llevas a cabo muy bien tu funcion, asi que conoces lo que un hijo necesita... gracias...

Tresa:
Es un alivio lo que me cuentas, ahorito yo me estoy ahogando en un vaso de agua... espero tener la paz que tu tienes ahora, y que mis hijos sean tan fuertes y seguros como el tuyo...
gracias...

Kyra said...

Me ha pasado por la mente muchas veces que es lo que habra que hacer cuando tenga hijos, yo tambien trabajo todo el dia; me da miedo traer a alguien al mundo y sentir que lo abandono, pero tambien creo que aunque el tiempo que se le dedica a los niños es importante es mas importante la calidad del poco o mucho que pasemos con ellos.

Como dice Dorn, quien ama a sus hijos profundamente sera correspondida.

PD. Tu hija es un encanto
PD2. Inteligente respuesta de tu compañero

GINNA said...

HOLA, QUE LINDO POST, MI HIJA TIENE 6 Y ME HA ENSENADO MUCHAS COSAS. COMO POR EJEMPLO: YA NO LE GRITO A NADIE DESDE EL CARRO CUANDO HACEN ALGO QUE NO ME GUSTA POR QUE ELLA ME HA LLAMADO LA ATENCION CADA VEZ QUE LO HACIA DICIENDOME: MAMI NO LE GRITES A LA GENTE, A TI NO TE GUSTARIA QUE TE GRITEN VERDAD MAMI?, TAMBIEN UNA VEZ AL SALIR DEL SUPERMERCADO POR BOQUIFLOCA Y ENOJADA LE DIJE "ESTUPIDA" ENTRE DIENTES A LA CAJERA POR QUE HIZO LO CONTARIO DE LO QUE LE PEDI "DE FAVOR" Y ALLI SALIO ELLA: MAMI NO LE DIGAS ASI, COMO LE VAS A DECIR ESO SI ELLA ES TAN BUENA Y TAN BONITA...DESDE ESA VEZ PROMETI NO SER GROSERA CUANDO LA IMPACIENCIA ME ATACA.

LOS NINOS DE ESTE TIEMPO SORPRENDEN MUCHO, SON MAS EXPRESIVOS POR EL MISMO HECHO DE QUE LA MAYORIA DE ELLOS TIENEN OTRO ESTILO DE VIDA, ELLOS CONVIVEN MAS CON LA SOCIEDAD AHORA, POR EL MISMO HECHO DE QUE LAS MAMAS AHORA TRABAJAMOS MAS QUE LAS DE ANTES, ME REFIERO Q QUE EL TRABAJO YA NO ES SOLO EN CASA ES ESO Y EL TRABAJO DE AFUERA TAMBIEN.

DE TODAS MANERAS UNO SE ACOSTUMBRA A VERLES CRECER Y VERLES SIENDO TAN PEQUENOS LO INDEPENDIENTES QUE SE HACEN. PERO EL AMOR INCONDICIONAL ES EL QUE CUENTA.

SANDY said...

Por supuesto que no eres mala madre, solo eres una madre adaptada a nuestra sociedad.Yo también he pasado por lo mismo con mi pequeña Alicia y te aseguro que ella no es menos feliz y que el tiempo que está contigo es el que tienes que aprovechar a fondo.Haz las cosas con el corazón y veras que todo va mejor.