Monday, June 29, 2009

El sábado conocimos a Adriana Macías. Ella es una chica grandiosa que se dedica a escribir libros y dar conferencias compartiendo su visión de la vida. Ella ha aparecido en varios programas de televisión, y están disponibles algunos videos en la red. Hace algunos meses mientras estaba blogueando en mi casa llega mi hija y se pone a ver junto conmigo unos videos de ella. Mi niña es muy sensible, y a pesar de que es pequeña es muy consciente de los problemas de los demás. Se impresionó mucho de que Adriana a pesar de su discapacidad (ella nació sin brazos) hace todo lo que hacemos los que estamos “completos”. Ella se maquilla, se peina, come y habla haciendo uso de sus pies y piernas. Cuando estoy en la computadora mi hijo que es muy fiestero me pide que le ponga canciones de vaqueros, (la hierba se movía y el pipiripau son sus favoritas). Helena en cambio quiere ver videos de Adriana, o de otras personas increíbles que hacen mucho con lo que tienen. Entonces yo le digo a ella que cuando sienta que algo no lo puede hacer piense en personas que no se dan por vencidas.
Hace un mes me llegó una invitación para el Foro de la Mujer, que se organiza en mi ciudad y donde Adriana Macías es una de las expositoras. Mi esposo me dijo que llevara a la niña, por que le va a gustar mucho conocerla. Me parece excelente idea, le pregunto a mi amiga Marielos que es organizadora del evento que si me permite llevarla. Ella me contesta “Como tu la veas, si va a estar neceando y no te va a dejar oír la conferencia mejor no, que la lleve tu esposo cuando termine y yo me comprometo a llevar a la niña a que la conozca y se tome una foto con ella". Me pareció buena idea, aunque mi hija es súper bien portada, nada necia ni inquieta. Le dije a la niña que íbamos a conocerla y era el gran evento esperado. Ese día andábamos muy alborotadas, la bañé, le di comida, y le dije que se durmiera un ratito, no quiso. Llegó mi amiga Pato de Felpa por nosotras y nos fuimos a la dichosa conferencia. En cuanto nos vio la Marielos nos llevo con Adriana, quien saludo a Helena, quien parecía de rancho mordiéndose el rebozo. La agarré en los brazos (a la niña) y nos retratamos.
Pasamos a tomar nuestros lugares y empezó la platica, me pareció muy llegador el hecho de que lo que todos hacemos todos los días sin esforzarnos, hay personas a quienes les cuesta mil veces mas trabajo… en fin es una gran lección. Al cabo de hora y 15 minutos la nena se puso folklórica, y empezó a llorar y a decir que se quería ir a su casa. Yo me estaba inquietando bastante, ya que la chiquilla era la única niña en todo el auditorio. Le explique de muchas maneras que no estuviera llorando, que yo había confiado en ella y que la traje por que SABÍA que se iba a portar bien, pues a ella le valían madre todas mis explicaciones. Lo peor fue la cara de mi amiga viéndome de reojo como diciendo “Te dije estupida, que no la trajeras” AAAAA!!!!!! Casi me muero del coraje. Con la impotencia, vergüenza y de todo que sentía, agarro y le doy un pellizco a la chamaca y obviamente soltó el llanto. La agarro en los brazos y el saco del lugar. La puse en el piso y me salí hasta la banqueta. La niña llorando y corriendo atrás de mí. Yo muy indignada brazos cruzados ignorándola y haciéndola sentir peor que un perro. Le hablo a mi santo y sale lumbre de aquel lado de la bocina. Le digo que su pinche hija me hizo pasar una gran vergüenza que venga inmediatamente por ella. En menos de lo previsto llega el, la subo al carro y me subo yo también. Me dice el: “¿y tu que? Bájate y termina tu conferencia.” Pues claro ¿no? Como no fuiste tu el que pasaste la vergüenza, ahora ¿como voy a entrar? “Que te valga madre lo que diga la gente”, finalizo. Agarre mi bolsa dignamente y entre por la puerta de atrás. Un conocida que estaba cerca me pregunta que si mi hija era la que estaba llorando grrrrrrr. Finalmente termine de escuchar la plática e hice lo posible por olvidar la pena y el que dirán.

9 comments:

Chaulafanita said...

awwww...! que iras. Pero eso puede pasar con cada nino. Al menos ahora ya sabes que mejor la próxima no la llevas sino hasta que ya sea más grandecita :) Uy yo sentí la vergüenza mientras leía tu relato jijijiji... bueno, hijos son hijos :)
Saludos Ale.

Alejandrina Cara de Gallina said...

Ay Chaulafanis, preparate, por que ya te he leido como eres y me vas a decir quitate que hay te voy con lo histerica que me pongo con mis hijos....
Te recomiendo el video de la chica esta de la platica...

malhechecito said...

Ja ja ja ah que tu chamaca, oye me encanta cuando escribes groserias, porque sera????, de lo del blog si escribire, solo que necesito tiempo para ponerme bien en lo que necesito, de todos modos no dejare de pasar por los blogs.
Un saludo

malhechecito said...

Oye acabo de ver el video de esta mujer y que impresionante, habra manera de que me consiguieras donde comunicarme con ella???.
Un saludo

Alejandrina Cara de Gallina said...

Malhechecito:
http://www.adrianamacias.com/contactame.html
aqui esta el contacto de Adriana.
Saludos

Anonymous said...

A los niños peques no se les lleva a lugares en los cuales no puedan estar kietos y callados (iglesia, hospitales, conferencias) siempre es mejor abstenerse a ir o buscar kien los cuide y si no, de plano ni ballas por k es molesto tanto para el que le pasa el incidente como para la gente que este a tu alrededor.


P.S.
Tambien soy madre, por eso te lo digo. hay cosas k no estan en nuestras manos controlar

alvaro Locx said...

Los niños son impredecibles y algo traidores en potencia...

En fin desazones con los nenes justo hoy potie de una peli de padres e hijos muy chida muy sensible se llama la flor de los cerezos, te gustará.

Alejandrina Cara de Gallina said...

Anonima:
Yo pienso muy diferente que tu, la naturaleza de los niños no es de estar sentados y quietos, tampoco me gustaria que lo fuera. Creo que llevandolos a la iglesia, al cine o a lugares donde se espera que se comporten se van acostumbrando a portarse mas o menos bien o no tan mal... si no los llevas nunca pues no se van a acostumbrar... yo soy muy "concha". Si hay alguien a quien le desesperan los niños en un restaurante por ejemplo, es problema de ellos... yo no voy a dejar de salir y encerrarme en mi casa hasta que crezcan...

Alvaro:

jajajaja exactamente traidores en potencia me encantó...
Voy a ver la peli, gracias por la recomendacion.

Úrsula Amaranta said...

Si, estoy mas de acuerdo contigo que con el anónimo, creo que la vida debe seguir normal y naturalmente y son ellos los que tienen que ir conociendo, aprendiendo y adaptándose, precisamente los adultos tenemos que enseñarles en qué momentos hay que ser prudentes, pero bueno, supongo (y no lo sé con certeza por que no soy mamá) que pasar esos momentos deben ser molestos y de mucha desesperación.

Pero lo bueno aquí es que tu niña conoció a Adriana pero además lo que me encantó es su interés de tu nena por ella, eso esta chido.